Colorantes Naturales Hechos en Casa

si! es posible!

Por: Maria Fernanda Loaiza

Colorantes Naturales Hechos en Casa

Últimamente hemos visto un surgimiento de alergias e intolerancias hacia los alimentos que no se veían antes. Entre ellas, la más común hoy día la del gluten. Con suerte, ahora contamos con miles de productos y opciones para que las personas que la padecen tengan una vida más normal.

Lamentablemente, otra alergia que hemos visto desarrollarse más y más es a los colorantes artificiales. La mayoría de los productos los contienen y cada vez se hace más difícil controlarlo. Por eso mismo, nos dedicamos a la tarea de buscar alternativas de colorantes, y que mejor fuente que lo que nos ofrece la tierra…frutas y vegetales.

De esta forma, aprovechamos no solo los nutrientes pero los colores que nos brindan estas maravillas naturales. Si debemos tener cuidado con las cantidades que usamos y en el modo que las empleamos (polvo o líquido) ya que pueden afectarnos el sabor de la preparación.

 

ROJO:

Jugo/Polvo de remolacha

 

ANARANJADO

Jugo/Polvo de Zanahoria

Paprika

 

AMARILLO

Jugo/Polvo de raíz de Cúrcuma

Azafrán en Polvo

 

VERDE

Jugo/Polvo Clorofila

Espirulina en polvo

Jugo/Polvo de Espinaca

Matcha en Polvo

 

AZUL

Repollo Morado: Rallar y hervir en agua y agregar 2 cdtas de bicarbonato de sodio

 

MORADO

Jugo de Arándanos

Jugo de Uva

 

Para hacerlos en polvo se requiere de una deshidratadora idealmente. Esto es porque al colocar las rodajas de la fruta o verdura en temperatura medio alta por largo tiempo, hace que el color se mantenga a pesar de que pierde su líquido. Es un proceso que puede durar hasta 6 horas pero vale la pena. Se rodajean finamente o colocan las bayas enteras y se dejan en temperatura de aproximadamente 150 grados Fahrenheit. Se pulveriza una vez que ya estén listos y pueden durar hasta un año en un envase sellado.

Para hacerlos en líquido, se necesita una licuadora. Se procesa la verdura/fruta y se pasa por un colador para eliminar todo tipo de fibra y semilla. Se coloca en una olla y se deja reducir hasta que espese un poco la preparación. Más o menos debe haber reducido a una tercera parte de la cantidad original. Puede durar aproximadamente de 3 a 4 semanas en refrigeración.

 

Existen opciones en el mercado internacional en los cuales ya se consiguen hechos, lamentablemente aquí en Costa Rica no son tan fáciles de encontrar. De esta forma, espero que estas alternativas caseras les sirva par tener al alcance! 

 

 

 

Más detalles sobre este u otros temas:

mafe@coachingtrendscr.com